Japón: Ciudades y otros lugares de interés

Hokkaido


Hokkaido

Los japoneses siempre han considerado Hokkaido, su segunda isla más grande, una tierra salvaje. Los visitantes disfrutan con su naturaleza intacta y sus maravillosos paisajes. Hokkaido representa del 22% del territorio nacional pero sólo vive aquí el 5% de la población. El clima de la isla es siberiano con inviernos largos y fríos y veranos cortos y frescos. Hokkaido es el Japón más alejado de la civilización. De las restantes regiones de Japón se puede decir que las ciudades dominan sobre el campo. No sucede lo mismo en Hokkaido, sus ciudades y pueblos son como enclaves de la moderna civilización urbana que las agrestes montañas, bosques intactos, lagos de zafiro y litoral batido por la espuma, logran mantener a raya.

Hokkaido es la última frontera de Japón y las costumbres de sus habitantes guardan una estrecha relación con las de los antiguos pioneros del oeste americano o de cualquier otro límite de la civilización.

Sapporo
Sapporo es la capital de Hokkaido y su ciudad principal. Sapporo resulta sorprendentemente verde, es una ciudad moderna y dinámica, agradable y cosmopolita en su calidad de principal centro de comunicaciones de la isla. Sapporo fue diseñada y construida en el último tercio del s.XIX con forma de damero, con amplias avenidas y parques no es la exótica y tradicional ciudad que cabría esperar en Japón. Por esta razón carece de lugares históricos anteriores a la Restauración Meiji. Por otro lado se puede caminar sin tener que abrirse paso a empujones como en otros lugares de Japón.
Agradable y cosmopolita, en Sapporo vale la pena hacer una parada. Atravesada de este a oeste por el Parque de Odori-koen (en inglés), que discurre por el centro de la ciudad con una serie de jardines, árboles, monumentos y fuentes. Podemos visitar los Jardines Botánicos de Shokubutsu-en (variedad en flores sobre todo alpinas de plantas y árboles tanto locales como del resto del mundo) son un encantador oasis de verdor creado en 1884, incluye el Museo Ainu (en inglés), que expone arte y artesanía de los ainu. El símbolo de Sapporo, su famosa Torre del Reloj (en inglés), es el lugar más fotografiado de la ciudad. Este edificio de madera tiene el aspecto de una escuela de Nueva Inglaterra y se alza empequeñecida entre los bloques adyacentes de hormigón a unos 400 m al sur de la estación. Lo último es el Sapporo Factory (en inglés), es un complejo comercial muy nuevo y de ocio con árboles, arroyos y una vieja fábrica de cerveza de ladrillo rojo, así como otros edificios, todos en el interior de un espacio cubierto por el techo de cristal más grande de todo Japón.

Daisetsuzan – Asahikawa
Asahikawa (en inglés) es la segunda ciudad de Hokkaido y el principal acceso al Parque Nacional de Daisetsuzan (en inglés). Los principales actractivos turísticos de Asahikawa son el Ainu Kinenkan y el Festival de la Nieve que se celebra en febrero. El Parque Nacional de Daisetsuzan es el parque nacional más grande de todo Japón, e incluye varias cadenas montañosas, volcanes, onsen, y lagos. Centro geográfico de Hokkaido, Daisetsuzan, que significa “grandes montañas nevadas”, es la esencia del Hokkaido agreste y salvaje: grandes llanuras, impresionantes montañas que se levantan ante nuestra vista, gargantas ocultas, cascadas, flores silvestres, bosques, sendas para hacer excursiones y por descontado, onsen. El nombre de Daisetsuzan hace referencia a las cinco cumbres principales del parque, que alcanzan una media próxima a los 2.000 metros de altitud. Su presencia domina toda la región y desafía la entrada de los hombres al parque. En la zona oeste del parque, los pueblos balneario del onsen Asahi-dake (en inglés) y del onsen Shirogane son centros de excursiones en verano y estaciones de esquí en invierno. Las Gargantas de Sounkyo (en inglés) con su intenso colorido y sus bellas cascadas algunas de hasta una caída de 150 metros sobre todo las situadas sobre los riscos Obako y Kobako son una excelente zona para el senderismo. Al sur de Asahi-dake está el otro desfiladero del parque, Temin-kyo. A unos 50 km al sudoeste de Asahikawa encontramos Furano (en inglés) una zona importante por los deportes de invierno, los paisajes y la agricultura. Se ha hecho muy popular entre los japoneses por sus vastos campos de lavanda.

Abashiri – Parque Nacional de Shiretoko
Abashiri está en la desembocadura del Abashiri-Gawa, en el mar de Ojotsk. Es un puerto dedicado a la industria de la pesca de la trucha y del salmón. De diciembre a marzo el puerto permanece cerrado porque la bahía se llena de bloques de hielo flotante. Abashiri es sobre todo la puerta de entrada al Parque Nacional de Shiretoko, las únicas tierras verdaderamente salvajes de Japón. Shriretoko ocupa los últimos 50 km de una escarpada península que se extiende unos 70 km y que señala como un dedo hacia el mar de Ojotsk, e incluye picos y laderas muy boscosas. El nombre de Shiretoko significa "fin del mundo" (finisterre). Zorros, corzos y osos vagan por los últimos 40 km de la península. Al Parque Nacional de Shiretoko no vienen sino los más intrépidos entre los turistas japoneses. Una mezcla de carreteras dificultosas, condiciones climatológicas imprevisibles y la población de osos frena a los excursionistas menos avezados. Por esta razón, Shiretoko es el más interesante de todos los parques nacionales de Japón. La zona se explora a pie o en barco desde Utoro (un viaje de tres a cuatro horas alrededor del cabo). A unos 10 km al nordeste de Utoro se halla uno de los puntos de interés del Parque, los hermosos “Cinco Lagos de Shiretoko”, donde unas pasarelas de madera circundan masas de agua en bosques vírgenes cruzados por senderos. Unos 10 km más lejos está Kamuiwakka-notaki, una zona onsen caracterizada por un río que ofrece la novedosa experiencia de bañarse en cascadas y saltos de agua caliente.

Parques Nacionales de Akan y Kushiro-Shitsugen
Al sudoeste de la península de Shiretoko, hacia el centro de la zona oriental de la isla de Hokkaido, se extiende el Parque Nacional de Akan (en inglés), una idílica reserva de densos bosques, lagos transparentes y montañas volcánicas. La población de Abashiri al norte es el mejor punto de acceso al parque. El parque incluye 3 lagos principales: Akan (en inglés), Mashu (en inglés) y Kussharo (en inglés). Salpicado de islitas y rodeado de bosques, el Lago Akan con su paisaje alpino es famoso por las curiosas plantas en forma de bola llamadas “marimo” que se forma en sus aguas. En Akan hay numerosos balnearios sobre todo en Akan-Kohan en la orilla sur. Es una buena base desde la que ascender los 1.371 metros del O-akan-dahe. El lago Mashu ocupa una caldera rodeada de escarpados precipicios. Las aguas puras del lago, además de intensamente azules en un día despejado, son totalmente  transparentes, permitiendo la visibilidad hasta una profundidad de 35 metros. Una buena excursión es subir al Io-zan (monte sulfuroso), que, con sólo 512 metros de altura, en términos geotérmicos supera todo lo conocido, su fascinante y sobrecogedor paisaje está vivo a través de sus pozos burbujeantes y surtidores de vapor sulfuroso. El Lago Kussharo, el mayor de Hokkaido, tiene una circunferencia de 57 km y es muy visitado por los bañistas en verano. En una playa de la orilla este del Sunayu Onsen las altas temperaturas del agua subterránea llegan incluso a calentar la arena.
Kushiro se encuentra al sur del Parque Nacional de Akan. Su principal atractivo es el Parque Nacional de Kushiro-Shitsugen (en inglés), los humedales más grandes de Japón (200 km2) y una reserva de aves. Es el hábitat invernal de la amenazada grulla japonesa, símbolo de longevidad y felicidad. El parque lo recorre un tren panorámico de madera.

Otaru
Al oeste de Sapporo se encuentra la Shakotan Kanto (en inglés) y sus rocas de de formas misteriosas que surgen como colmillos de la inmensidad azul de Nihon-kai. La península es perfecta para recorrer en coche sus acantilados y en zonas menos escarpadas para bajar hasta la orilla del mar. De camino se puede hacer un alto en la ciudad portuaria de Otaru. Hacia el interior, la zona de vacaciones de Niseko tiene agradable chalés y rústicas fuentes termales al aire libre en las que los amantes de la naturaleza descansan y cargan las pilas mientras pasan unos días esquiando, caminando o dando paseos en balsa. Otaru es famosa por sus canales y sus antiguos edificios de estilo occidental, una encantadora y romántica ciudad portuaria. Otaru se ha ganado el sobrenombre de "la Venecia de Japón".

Parque Nacional de Shikotsu-Toya
Este parque (en inglés), situado cerca de Sapporo, combina algunos de los escenarios más hermosos de Hokkaido con las aguas termales, lo que lo convierte en uno de los destinos más populares de la isla. Recibe su nombre de los lagos Toya, al sudoeste y Shikotsu (en inglés) al este, que son sus principales puntos de interés. El lago sin hielo más septentrional de Hokkaido es el escénico Shikotsu, rodeado de montañas volcánicas. Aunque en verano es un paraíso para los senderistas, montañeros y amantes de la naturaleza, entre los pescadores es popular durante todo el año. Este lago ocupa una  caldera volcánica de 77 km2. Se llega a él por Shikotsu Kohan, una población que se extiende por los bosques de la orilla oriental del lago. Incluso los onsen siguen siendo rústicos con el enfásis puesto en los rotenburo (baños al aire libre).
Toya, el menor y más popular de los dos lagos del parque, cuenta con una isla central con el popular ciervo de Ezo (antes Hokkaido era llamada Ezo). Además cuenta con abundantes fuentes de aguas termales en sus orillas. El lago Toya atrae a los entusiastas del onsen durante todo el año. Al sur está el Monte Usu (en inglés), un volcán activo, imprescindible para los aficionados al vulcanismo. El onsen Toyako es famoso por sus aguas medicinales, pero su principal atractivo geológico es el Showashinzan, que signifcia “nueva montaña de la era Showa”, el volcán más reciente de Japón, que surgió en 1943 ante la sorpresa de todos. En el transcurso de dos años siguió creciendo de forma constante hasta alcanzar su actual altitud de 400 metros.

Noboribetsu Onsen
Cerca de la costa sur del parque está Noboribetsu-onsen, que se jacta de tener los manantiales de agua caliente más caudalosos de Japón. Este es el pueblo balneario más famoso de Hokkaido, quizás incluso de todo Japón. Se dice que son bombeados cada hora unos 130.000 litros de agua termal, lo cual lo convierte en el balneario de aguas termales más grande de Asia. Sus 11 tipos diferentes de aguas se dice que curan enfermedades como el reumatismo o la diabetes.
Noboribetsu Onsen es un pueblo turístico donde los haya. Hay un arroyo que pasa por él, su calle mayor está adoquinada y en invierno se ven salir los vapores infernales de todas las rejillas de las calles. Además lo que es más importante los edificios no ocultan la presencia de las montañas. La mayoría de hoteles cuentan con sus propios baños termales y los mayores son los de Dai-chi Takimoto-kan.
Jigokudani o Valle del Infierno, es un crater volcánico que parece un valle con perfil en forma de arco. De miles de agujeros sale el agua hirviendo con un sonido que algunos identifican con los latidos del centro de la tierra. Mientras que las fuentes termales del resto de Japón se utilizaban para deshacerse de los misioneros extranjeros más exaltados durante períodos de xenofobia, las hirvientes aguas de Jigokudani fueron el lugar favorito de los suicidas.

Parque Nacional de Onuma y el sur
Situado al oeste de Hokkaido, al norte de Hakodate. Lo preside el Monte Komagatake (1.133 metros) un volcán conocido por la belleza de sus picos escarpados y suaves pendientes, que en verano aparecen recubiertas de flores alpinas. Aquí los senderistas y montañeros se ven recompensados por unas estupendas vistas al sur de la montaña sobre los lagos gemelos de Onuma, que da nombre al parque, y Konuma. Ambos son dos lugares de belleza sin parangón. Onuma, en cuyas aguas se refleja el Komaga-take, está salpicado de islotes arbolados que en otoño adquieren un bello colorido. El lago Konuma-ko no resulta menos hermoso; los cierzos Ezo vagan por su perímetro y sus tres islas son el hábitat invernal de los cisnes salvajes.
Al sudoeste del parque cerca del lugar en que la península se une a Honshu a través del túnel de Seikan se encuentra Matsumae (en inglés), prácticamente el único sitio de Hokkaido que conserva vestigios de su pasado feudal. El castillo (en inglés) es una reproducción del original, construido en 1854 y destruido al finalizar la era medieval en 1868 excepto la puerta principal.

Hakodate
Hakodate es una de las principales terminales de los transbordadores que van y vienen de Honshu, y también una de las ciudades más interesantes de la prefectura. Ninguna otra cuenta con tantos edificios y recuerdos de los períodos Meiji y Taisho. En el centro de la ciudad se encuentra está Goryokaku (en inglés) , una fortaleza de estilo occidental terminado en 1864. Su diseño no es habitual en Japón sobre todo por la planta con forma de estrella de cinco puntas que permitía a los defensores barrer al enemigo con fuego cruzado. Nada queda del interior del castillo pero hay un pequeño museo con reliquias de batallas. En la actualidad la zona del fuerte se ha convertido en un parque Parque de Goryokaku-koen, con unos 4.000 cerezos, que cuando florecen a finales de abril, hacen que la escala en Hakodate merezca la pena, zona de paseo para embarcaciones de recreo. Una visita que no se pueden perder es el mercado matinal de pescados y verduras “Asa-ichi”, que en realidad es algo más que un mercado con 400 tiendas en las que se vende de todo, desde cangrejos a erizos de mar, desde espárragos a cerezas. Los restaurantes de tallarines, abiertos ya para desayunar, son famosos por sus sopas de marisco. Este mercado abre sobre las 04.00 horas de la mañana con la venta de capturas recientes y cierra a primera hora de la tarde, aunque hay puestos que continúan abiertos hasta más tarde.
El cabo Esan-misaki a unos 60 km de la ciudad es apreciado por sus dos picos volcánicos que se cubren de azaleas y plantas alpinas a finales de primavera y durante el verano.



Templo a orillas del lago Toya, en Hokkaido

Comparte este destino en: